La ventilación es la introducción intencional de aire exterior en nave, con el fin de controlar la calidad del aire interior, con el fin de mejor el confort térmico.

Tener una buena ventilación también proporciona oxígeno para el metabolismo y para diluir los contaminantes metabólicos (dióxido de carbono y olor).

La ventilación también se usa para enfriar y para proporcionar oxígeno a los aparatos de combustión que se requieran en el proceso industrial.

Es muy importante tener espacios bien ventilados en el lugar de trabajo, ya que esto propicia varios beneficios para:

  • La salud
  • La reducción de temperatura
  • Control de impurezas
  • Regulación del aire, entre otros.

La Industria utiliza una creciente cantidad de compuestos y sustancias químicas, muchos de los cuales pueden ser altamente tóxicos. El uso de tales materiales puede resultar en partículas, gases, vapores y/o nubes de polvo en el aire de la nave industrial, en concentraciones que exceden los niveles seguros para los trabajadores.

Adicionalmente, el estrés por calor es otro factor que contribuye a convertir el medio ambiente laboral en uno tóxico, inseguro y poco favorable para la productividad.

Todos estos problemas pueden resolverse con un buen sistema de ventilación, el cual no solo limpiará el ambiente de vapores, partículas suspendidas y malos olores, sino que incluso resolverá los problemas de calor que aquejan a toda la industria.

Artículo creado con información de visionindustrial.com.mx.